EA día 4 – disfrutar de las ocasiones

Si esta tarde se hubiera parado el Mundo,
me habría pillado en un buen momento, pleno de felicidad.

Disfrutar de las ocasiones.
El estrés mental, físico, informativo, emocional… al que nos está sometiendo la pandemia del coronavirus nos puede dejar agotados más pronto que tarde, si no tomamos medidas. Y una de las cosas que no quiero perder, que nadie debería renunciar, es el poder disfrutar de los momentos de felicidad que se nos puedan presentar. Momentos que nos devuelvan el equilibrio emocional y recarguen nuestras baterías.

Quien me conoce sabe que no soy mucho de grandes celebraciones. Hoy, sin embargo, he disfrutado como un niño del 2×1: onomástica y Día del Padre. Mis hijos, en parte obligados por el confinamiento, han tirado de creatividad y arte para los regalos: Emma, la peque, me ha pintado un precioso paisaje montañoso con unos delfines de río saltando sobre las aguas y con sus sombras y todo; Mar ha esculpido una curradísima figurita a su estilo manga (aunque ella me corregirá seguro) en arcilla blanca; Daniel, sorpresa, se ha preparado en secreto un concierto de piano e, Isa, nos ha deleitado con unas magdalenas de chocolate y plátano que quitaban el sentido.

Tenemos que intentar desconecta y disfrutar de estos momentos siempre, pero más aún durante el tiempo de cuarentena.

Teletrabajo.
De esta crisis vamos a sacar muchas cosas positivas y una de ellas, sin duda, será la generalización del teletrabajo. Hoy, he podido estar toda la mañana elaborando un documento, junto a mi jefa, sobre los cambios a implementar en la unidad. Con drive, en tiempo real, íbamos viendo las aportaciones de cada uno con gran productividad.

Debemos reflexionar sobre cuántos desplazamientos, consumo de combustible y de tiempo, riesgo de accidentes y dinero podríamos ahorrar desarrollando el trabajo desde casa todo lo posible. La tecnología está, es fácil de comprobar.

No he podido dejar de acordarme de aquellos tiempos de monitores verdes, editores de texto en MS-Dos, tecleando los comandos y que para compartir un documento lo imprimías en chillonas impresoras de margarita… sí, ya sé, para recordar esto tienes que peinar algunas canas.

Y, mañana, turno de mañana en el Hospital…tiempos de cambios para adaptarnos a la nueva situación y proteger a nuestros pacientes al máximo del “bicho”. Os cuento al final de la jornada.

¡Salud y Blogs!

#QuédateEnCasa
#FrenaLaCurva
#LaVacunaEresTú

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s