Historia número dos: “Ellas”

“Ellas” Todo había comenzado cuando la carga de mi mochila superó la capacidad de ésta, cuando de pronto, aparecieron en mi vida unas voces desconocidas que resurgían de mi interior y ordenaban cada acción de mi día a día (“ tienes que pegarle ahora”, “tienes que romper platos”, “tienes que rascarte las piernas hasta que…